Las inteligencias múltiples, 8, o tal vez más.


 

Hola a todos !!

Nosotros, como ustedes ya saben, vivimos la crianza unschooler desde hace tres años aproximadamente.

Este paradigma, más que educativo es de crianza. Y cuenta entre otras características con el respeto al niño y al jovencito.

Respeto de sus tiempos, intereses, inquietudes, deseos, su impronta y curiosidad, pasiones, necesidades. Para desarrollarse en los factores académico y emocional especialmente.

Creemos que se logra principalmente por medio de la observación conciente y cuidadosa del niño o adolescente. Con mucha presencia y compañía. También con creatividad y mente abierta. Con mucha dedicación.

Es por eso que creemos firmemente que para sostener estos pilares es sumamente necesario ir presentándole, proponiendo, experimentando juntos e invitarlo a que viva todo lo que está a nuestro alcance. Lo más importante: por todos los medios, pero especialmente aquellas formas mediante las cuales vamos observando que Lucca (nuestro pre-teen) disfruta más y aprehende mejor la información que llega a sus manos.

Estoy hablando de saber detectar cómo Lucca aprende. Y hasta ahora creemos (aunque el cambio es permanente y sorprendente en cuanto a la rapidez) que los medios audiovisual y vivencial con el juego en primerísimo lugar, son los que mejor se le dan hasta ahora. En algunas excepciones la lectura ha sido un medio que ha optado, aunque su inclinación hacia tal actividad es fluctuante. En el caso excepcional de su deseo de aprender a tocar violín, por ejemplo, el proceso está centralizado en las clases con un profesor.

Nos parece una aberración forzar a que un chico deba ser vehementemente estimulado con aquellas formas en las que no disfruta de ese proceso que es el aprendizaje. Y ser forzado a adquirir determinada información o conocimiento, solo porque nosotros creamos que algún día lo va a necesitar. (Como padres, nosotros debemos reconocer una falta: no adivinamos el futuro).

Toda esa “obligación” o necesidad impuesta, tal vez los lleve a frustraciones, de esas que podemos evitarle, de esas que duelen y no quedan como una experiencia enriquecedora sino dolorosa y a veces traumática. Y en el peor de los casos, una experiencia que erosione su autoestima para siempre. De las otras frustraciones, las inevitables, no podemos rescatarlos, simplemente acompañarlos, sabiendo que por otro lado, ellos pueden ir adquiriendo desde hoy mismo herramientas dentro del factor emocional para resolverlas.

Creemos que el futuro es incierto tanto para el modo en que elija ganarse el sustento como el modo y el contenido en que desea instruirse. Así que sería un poco prepotente afirmar: -eso lo va a necesitar. Simplemente porque por otro lado, ante cualquier dificultad que tenga en un futuro por falta de conocimiento sobre algún área, confiamos en su capacidad para resolver el desafío y adquirir las herramientas a medida que las vaya necesitando. Por otro lado, creemos que su vocación se va formando paulatinamente, en una mezcla perfecta de aquello que se le da bien (en Argentina decimos “le sale bien”) y aquello que lo apasiona aun antes de adquirir el conocimiento o la habilidad.

Un ejemplo, de varios que observamos sobre lo desarrollado en el párrafo anterior es forzarlo a que solamente se informe leyendo. Creemos que es un mito pensar que la cultura se encuentra solamente en libros.

Por otro lado, nosotros elegimos estimular habilidades y áreas que disfruta y que se le dan bien. Ambos: disfrutarlo y que se le de bien, vemos que van absolutamente relacionadas. De la mano, como decimos aquí.

Por supuesto que tomamos las decisiones de cuidado de nuestro hijo Marcelo y yo, juntos, sin opinión de Lucca. En cuanto a los límites necesarios para preservar su salud física, mental y emocional. Pero el resto, lo elije él. Luego la decisión se toma entre todos.

Costó mucho, porque fue necesario un proceso largo y profundo de quitar estructuras innecesarias, prejuicios y mandatos propios (los más difíciles de sortear), sociales y hasta familiares para entrar en un mundo más relajado, natural, sano, estimulante y fundamentalmente coherente.

Seguramente tendrán miles de preguntas, principalmente aquellos que recién comienzan a informarse sobre el tema.  Una de ellas sería, por ejemplo: “¿entonces estos niños y adolescentes están destinados a no ir a una universidad?” Otra: “Bueno, pero unas matemáticas básicas debe sentarse a aprender, como mínimo…”

Pues adelante !! Espero con muchas ganas para responderles.

Un saludo amoroso para todos ustedes !!

Paz y alegría para todos.

http://www.youtube.com/watch?v=Z99gHj8fsCM

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s