VIDEOS Y PERSONAS QUE NOS INSPIRAN.


“La” película que nos cerró todas las dudas de aquel momento especial en 2014.

André Stern.
Aquí les ofrezco la traducción del video:
Nunca fui a
la escuela por una decisión, más precisamente una actitud, de mis padres.
El juego de
aprender.
La actitud
de mis padres es bastante fácil de describir.
Han sido
siempre muy curiosos y su curiosidad los llevó hacerse una pregunta:
¿Cual será
el próximo escalón natural en el desarrollo espontàneo dentro de la disposición
espontánea del niño?
La cuestión
será el próximo escalón natural y no cuál
será la acción educativa que podríamos usar para orientar a nuestro hijo hacia
el siguiente paso.
Éste es el
fin de la educación: no tratar de educar.
No tratar de
educar también implica brindar una gran confianza.
Y también
ver algo de lo que ustedes seguramente saben.
Conozco muchos
padres que envían a sus hijos al colegio, y muchos de los que no.
Y aun dentro
del los padres que no los envían también se escucha esta preocupación:
¿Pero cómo
podemos llevarlos, empujarlos, motivarlos, apurarlos a aprender?
He leído recientemente:
¿pero cómo podemos hacer que paren de jugar y finalmente decidirlos a jugar
menos y aprender más?
Y es
bastante peculiar, porque mientras tanto
la neurobiología y otras ciencias han comprobado algo muy simple. El hecho de
que nacemos con la más brillante, la más simple, la más perfecta e ideal disposición
de aprender: que es el juego.
El hecho es
que jugar es la mejor forma de aprender.
A propósito
es notable que en cuanto dejas solo a un niño, estè donde esté, cualquiera sea
su entorno, las circunstancias, las condiciones, què hace? Pues juega. Y si no
fuese nunca interrumpido, el jugaría por siempre.,
Y cuando veo
esto, siempre me pregunto por qué nunca nadie se planteó ésta muy simple
pregunta:-si entonces, cuando un chico es dejado solo la primera cosa que hace
es jugar, si no lo interrumpimos y no para de jugar tal vez signifique que es una
relevante e importante actividad para él.
Es sorprendente
que nadie se haga esta pregunta.
Es sorprendente
ver a todos, tan rigurosamente tratando de interrumpir su juego, con el
objetivo de reemplazarlo con educación.
También es
sorprendente que nadie nunca se hace esta interesante pregunta:
¿Qué le pasaría
a un niño al que se le permita jugar durante su vida entera, por ejemplo
durante 42 años?
¿En qué se
convertiría, sería realmente salvaje, analfabeto, antisocial y desempleado?
Así es lo que he vivido, y no soy analfabeto,
antisocial ni desempleado.
Todavía juego
como el primer día de mi vida.
Asimismo,
estoy peleando por un regreso al juego,
y para que el juego deje de ser desacreditado y degradado a “ocupación capaz de llenar el tiempo de ocio
solamente”
Hace 42 años
que estoy jugando…y si uds leen el libro “El fin de la educación”, verán que
realmente cuanto más juegan son menos educados, pero más aprendidos.
El juego es la ocupación más seria
para el niño, la más frívola es la
educación (Albert Brie ).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s